Cómo Pedro Almodóvar escribe un buen personaje «malo»

Pedro Almodóvar se gana el cariño del público cinematográfico con protagonistas irrevocablemente defectuosos, lo que lo convierte en el maestro del buen «mal» personaje.

Entonces, ¿qué hace que un mal carácter sea bueno? La autora y crítica de los medios Emily Nussbaum toca este elemento básico de la cultura pop contradictoria en su Neoyorquino pieza titulada «La gran división. » En él, ella analiza el fenómeno que ella llama el «mal fan», descrito como un espectador que no parece entender que los antihéroes profundamente defectuosos, a menudo violentos y ciertamente desagradables de algunas de nuestras series de televisión favoritas no deben ser arraigados. .

Esta extraña disonancia puede crear una «división» entre un fandom. Por un lado están los fanáticos que entendieron que Todos en la familiaArchie Bunker era un fanático deliberadamente ignorante y de mal genio, y por otro lado, fanáticos que lo veían como un héroe para todos. Nussbaum expone el razonamiento de esta disonancia y compara a Archie Bunker con figuras de televisión más contemporáneas, como Hacerse maloWalter White.

Desde que leí este artículo hace unos años, el concepto de fan malo se me ha quedado grabado en la cabeza. Es una idea que llevo conmigo, tanto como fanático del cine como como escritor. Lo que me lleva a uno de mis autores favoritos absolutos, Pedro Almodóvar. Cuando pienso que los protagonistas son «malos», mi mente salta inmediatamente a la filmografía llena de tabú del célebre cineasta. Sus películas son escandaloso, representando asesinatos, mentiras y dinámicas de poder desafiantes incluso para el público más vanguardista. Sin embargo, con un poco de campamento y delicadeza empática, Almodóvar logra evitar caer en la trampa del mal fandom.

En esta publicación, exploraremos la habilidad magistral de Pedro Almodóvar para escribir grandes personajes malos y discutiremos algunas de las cosas que los aspirantes a cineastas pueden obtener de su enfoque.


Iconoclasta Almodóvar

Pedro Almodóvar

Pedro Almodóvar posa durante la presentación del guión de su última película Dolor y gloria en Madrid, España. Imagen vía JAVIER LOPEZ / EPA-EFE / Shutterstock.

Pedro Almodóvar alcanzó la mayoría de edad en la opresiva España franquista. Por tanto, su formación como cineasta fue en gran parte autodidacta. Tras la muerte de Franco en 1975, Almodódar se encontró en medio de un renacimiento cultural, una ola de cine y música iconoclasta anteriormente reprimida. Creando películas experimentales y actuando en un grupo de glam rock satírico, se convirtió en una figura central en el La Movida Madrileña, un movimiento nacido de la contracultura, que celebra la libertad y la expresión.

En 1988, Pedro Almodóvar cosechó el éxito internacional con su largometraje Mujeres al borde de un ataque de nervios, una historia ingeniosamente cursi de actividad criminal y patología mental. Desde entonces, el cineasta ha deslumbrado a los fanáticos con películas coloridas y cómicas que cautivan al público al tiempo que desafían su sensibilidad. Con un enfoque centrado en la autenticidad, empuja los límites del «personaje», celebra a las personas imperfectas y marginadas, y nos anima a todos a ver las complicadas realidades de la vida que de otro modo podríamos evitar.


Lo malo es humano

No creo que Almodóvar alguna vez haya representado a un personaje que fuera «malvado», pero ciertamente se salta la línea. Su película de 1991 Tacones altos cuenta la historia de Rebeca, una presentadora de noticias de televisión involucrada en el escandaloso asesinato de su amante, Manuel. Al principio de la película, Rebeca reflexiona sobre su infancia y revela a la audiencia que, cuando era niña, mató a sabiendas al novio de su madre, Alberto, al cambiarle la medicación. Rebeca luego le confiesa este hecho a su madre, insistiendo en que solo lo hizo por un profundo amor por su madre, creyendo que de alguna manera la estaba liberando.

Aunque Rebeca ha asesinado (al menos una vez), su profundo amor por su madre y su marcada impulsividad, imbuyen su crimen de humanidad. La naturaleza impulsiva de Rebeca impulsa la película, dejando una estela de mentiras y secretos mientras busca a tientas las ramificaciones de sus acciones. Dado que el conflicto de la película se deriva completamente de los crímenes de Rebeca, el público no puede simplemente señalar a un peor «malhechor» en la historia. Rebeca es, de hecho, el «chico malo» de la historia. Por lo tanto, la audiencia debe lidiar honesta y críticamente con el impedimento moral del protagonista.

En ¡Atarme! ¡Atarme! (1989), Almodóvar nos hace querer a Ricky, un secuestrador mentalmente inestable que logra cortejar a su rehén Marina, una ex estrella de cine para adultos, para que se enamore de él. ¿Quién podría haber imaginado que el síndrome de Estocolmo podría enhebrar con tanta maestría la trama de una comedia romántica? Por inquietante que pueda parecer al principio, Almodóvar de alguna manera lo hace funcionar. Una mirada más cercana al pasado de Ricky proporciona capas más complejas a su mentalidad y su visión del amor y la posesión.

Al imbuir la fechoría de humanidad, abre nuestro corazón a quienes han perpetrado incluso los crímenes más atroces. Almodóvar revela la complejidad de nuestros mejores y peores seres humanos, brindando un contexto para las inevitables transgresiones de las personas y brindando gracia a los que han caído lejos.


Gente al margen

Un sello distintivo constante del trabajo de Almodóvar es su capacidad para humanizar a los marginados, personas a las que rara vez se les ofrecía una lente empática. En su drama de 1999 Todo sobre mi madre, arroja sin esfuerzo una luz amorosa sobre aquellos típicamente representados en caricaturas torturadas, incluidas las personas en el trabajo sexual, las personas que luchan contra la adicción y el tráfico de drogas, las personas que luchan contra el VIH y el SIDA. En lugar de relegar a sus personajes más resistentes e interesantes a simbolizar el sufrimiento, los muestra participando en amistades tiernas y amorosas, reconociendo sus dificultades pero nunca explotándolas.

Una escena de Todo sobre mi madre

Cecilia Roth y Eloy Azorin en Todo sobre mi madre (1999). Imagen a través de Sony Pictures Classics.

Naturalmente, estar al margen nunca hace que alguien sea inherentemente malo. Sin embargo, las dificultades a menudo engendran desesperación. Muchos de estos personajes relatan sus peores momentos, confesando sus crímenes, sus mentiras, sus desagradables hechos pasados. Al construir un mundo auténtico, uno con complejidad moral y desgracia, proporciona un contexto para las transgresiones de su personaje. Manuela esconde la verdad sobre el padre de Esteban, no para lastimarlo sino para protegerlo. Cuando nos encontramos con que Lola, la mujer transgénero que de hecho es el padre biológico de Esteban, le ha contagiado el VIH a Rosa, no odiamos a Lola, sino que entendemos sus complejidades.

También en el corazón del trabajo de Pedro Almodóvar se encuentra el espíritu de la contracultura. Así como describe a las personas en los márgenes, también revela el mundo atípico que ocupan. Al desobedecer las normas sociales, el cineasta puede «restablecer» los límites morales, permitiendo que la audiencia descarte la propiedad y mida un personaje por la sustancia de su corazón y la realidad de sus circunstancias. En una película de Almodóvar, las fechorías de un personaje están intrínsecamente ligadas a sus circunstancias. No se disculpa por sus personajes, pero te mostrará cómo llegaron a donde están.


Tres consejos rápidos para escribir un buen carácter malo

En el juego de tacones altos

Pedro Almodóvar con la actriz Victoria Abril en el rodaje de Tacones altos (1991). Imagen a través de Warner Bros.

Entonces, ¿qué hace que estos personajes imperfectos sean tan geniales de ver? Aquí hay algunas guías para escribir un buen personaje «malo».

1. Confesión

Deja que tu personaje confiese su crimen, en sus propias palabras. Una excelente manera de evitar cualquier confusión sobre la posición moral de tu protagonista es hacer que lo diga en voz alta. Esto confrontará a su audiencia con la verdad fría y dura y creará una auténtica línea de tensión para su historia. ¿Quién necesita un chico malo cuando tu héroe es su peor enemigo?

2. Corazón

Deja que tu personaje se preocupe profundamente por algo. Incluso si su pasión está equivocada de alguna manera, revelará su corazón a la audiencia. Es fácil manifestar a un villano porque es rotundamente malvado, y no es necesario revelar la sensación de miedo o amor de ese villano para que una historia funcione. Sin embargo, mostrar el corazón de tu héroe imperfecto contribuirá en gran medida a cultivar la empatía.

3. Consecuencia

Confronta a tu personaje con las consecuencias de sus actos. Pueden salirse con la suya en el sentido carcelario, pero no se les debe permitir salir ilesos. Ya sea que su héroe se aferre firmemente a la negación o experimente una catarsis decisiva, debe (al final del día) acostarse en la cama que ha hecho.


Almodóvar 2020

Hasta el día de hoy, Pedro Almodóvar continúa deleitando al público con sus películas lúdicas pero desafiantes. Solo este año, estrenó su cortometraje «La voz humana, ”Una colaboración con un actor de renombre Tilda Swinton y adaptado del Jean Cocteau juego del mismo nombre. Filmado durante el verano en el apogeo de la pandemia de COVID-19, fue un valor atípico en una industria que se había detenido en gran medida. La película es también el debut en inglés del cineasta y ha tenido una acogida bastante positiva.

Si todavía tienes que familiarizarte con la obra de Pedro Almodóvar, ya es hora de que lo hagas. Habiendo escrito y dirigido veintidós largometrajes y un puñado de cortometrajes, la filmografía de este prolífico autor ofrece mucho a los cinéfilos apasionados en los que hincar el diente.


Imagen de portada vía El Deseo S A / Kobal / Shutterstock.

Categorías

Servicios empresariales

Servicio drone en Bucaramanga

Entradas recientes

Etiquetas

noviembre 2023
L M X J V S D
 12345
6789101112
13141516171819
20212223242526
27282930  

Coparte nuestras publicaciones en tus redes sociales favoritas

Facebook
Twitter
LinkedIn
WhatsApp Escríbenos para cotizar tu video 🎬